¿Por qué deje las pastillas anticonceptivas?

12:40


***Alerta de post largo y explícito en menstruación y similares***

Estoy cerca de cumplir un año sin tomar pastillas anticonceptivas, y creo que a más de alguna chiquilla le puede servir leer un poco mi experiencia. De todas maneras, haré el disclaimer correspondiente: todas las mujeres somos diferentes, y lo que me ha pasado a mí puede no ser igual para otras, y viceversa.

Partamos por el principio. Yo empecé a tomar pastillas anticonceptivas súper chica, como a los 14 o 15 años, mucho antes de iniciar mi vida sexual. Empecé a tomarlas porque sufría de reglas terribles, tenía mucho flujo y sobre todo me dolía demasiado... Me dolía tanto que muchas veces me desmayaba del dolor o vomitaba, de hecho, para mí era normal faltar al colegio los dos primeros días de regla. Los medicamentos para el SPM no me hacían ni cosquillas, lo único que me aliviaba un poquito era el agua de orégano, pero no era suficiente.

Cuando empecé a tomar pastillas anticonceptivas mis dolores disminuyeron mucho. Todavía me dolía, pero era más normal, ya no me desmayaba y podía apalear las molestias con un ácido mefenámico. Hasta ahora todo normal. Tomé esas pastillas por muchos años, y me atendía con el mismo ginecólogo que me las había recetado, así que no me las cambiaba. Alrededor de los 21 ó 22 años fui a otro ginecólogo por temas de tiempo y él (que era mucho más joven que el anterior) me cambió las pastillas, pues las que yo tomaba (Dixi 35), según él, no eran apropiadas para mi edad. Entonces empecé a tomar las Conti Marvelon 20.


Me atendí con ese mismo gine hasta que me vine a vivir al centro. Busqué otro por temas de distancia. Cuando me atendí por primera vez con el gine nuevo me hizo un montón de exámenes, y descubrió que, posiblemente producto de las Conti Marvelon 20, había desarrollado una resistencia a la insulina. Me dijo que era un caso no tan raro, y que si bien igual afectaba una alimentación no tan balanceada, las pastillas tenían harto que ver. Ahí empecé una dieta y cambiamos las pastillas y el problema se resolvió bastante rápido, bajé alrededor de 10 kgs y mis niveles de azúcar volvieron a la normalidad. Las nuevas pastillas eran las Vexa 20.

Lamentablemente, las Vexa 20 me trajeron otro problema... Mis ganas de bailar el mambo horizontal se fueron a la cresta. Nada me prendía, tenía que hacer un esfuerzo súper consciente para disfrutar del sexo. Si bien a la hora de la verdad igual la pasaba súper bien, era muy frustrante no sentir ganas de manera casual. Un poco de investigación en conjunto con la experiencia de una amiga cercana me hizo tomar la decisión de dejar las pastillas, sólo para ver como me sentía.

Al principio, consideré dejarlas por este problema con la líbido, pero al pensar un poco más me di cuenta de que ¡No me conocía en absoluto! Había tomado pastillas anticonceptivas prácticamente toda la vida, no tenía idea como andaba mi ciclo desde que inicié mi vida sexual, no tenía idea de cómo era realmente mi flujo, de si era regular o no... ¡No sabía nada! Esta fue mi principal motivación para dejar las pastillas: conocerme realmente. 

El primer mes igual tuve miedo. Tenía pánico de volver a mis reglas adolescentes, de volver a perder dos días al mes retorciéndome de dolor en la cama. Fue súper grata mi sorpresa cuando no me pasó nada. Es más, me dolía aún menos que cuando tomaba pastillas. Mi flujo no varió mucho, es fácil tener un control sobre esto cuando se usa copita menstrual. Aparentemente, mi menstruación fue mutando con los años, con mi vida sexual, qué sé yo, pero ya a un año lejos de las pastillas, puedo decir con seguridad que ya no sufro los mismos dolores de antes, para nada.

En cuanto al ciclo en sí, descubrí que soy más o menos regular. Al tercer mes sin pastillas tuve un atraso de como una semana, y al mes siguiente, me llegó antes. Eso ha sido lo más hardcore que me ha pasado. En general, tengo ciclos de entre 28 y 32 días y reglas de 4 a 5 días con muy poco dolor. Ya sé que antes de que me llegue la regla me mancho un poquitito dos días antes, y sé también que más que dolor, el SPM llega a mí en forma de cansancio extremo en el día 2, así que ahora evito actividades muy agotadoras para ese día. Me conozco muchísimo más, y me encanta, me siento más conectada conmigo misma.

En cuanto a la vida sexual, debo decir que mejoró mucho también. Mis ganas volvieron y la paso mucho mejor. El único "pero", es que ahora con Marido nos cuidamos con preservativo, porque no queremos tener hijos todavía. De todas maneras, ya estamos acostumbrados, en realidad para mí es prácticamente lo mismo, es hasta más cómodo, porque es más limpio. Marido no tiene dramas, dice que disfrutamos mucho más ahora que ando más motivada, lo cual es lógico.  También dice que es cosa de acostumbrarse, que evidentemente hay una diferencia con hacerlo "a capella", pero que no es nada de otro mundo, y que se compensa totalmente con lo de la motivación que ya les comenté.

En resumen, estoy feliz de haber dejado de tomar pastillas. Conozco mucho mejor mi ciclo, mi vida sexual mejoró un montón y me siento más en sintonía con mi propio cuerpo. De repente me da cosa el tema de la protección ante embarazos, pero la verdad es que un condón no es tanto menos seguro que las pastillas si lo usamos correctamente. Es cosa de ser responsables no más.

Esa ha sido mi experiencia. Si tienen dudas, déjenmelas en sus comentarios, yo estaré feliz de responderles. Espero que les haya servido de algo =)

¡Un abrazo!



Te puede interesar

18 comentarios

  1. Primero, ¿vendes manic panic?

    Segundo, sabes que pasé por exactamente lo mismo pero con otras pastillas. El tema del tango horizontal es clave, porque en verdad se empieza a poner cansador el tener que hacer esfuerzos muy conscientes para que te den ganas.

    Estúpidas hormonas, lo hacen todo tan complejo

    ResponderEliminar
  2. Que bueno que se mejoraron tus dolores, yo tambien tomo pastillas por eso, y eran tan terrible antes de las pastillas (tanto que el dolor mas fuerte que he sentido en mi vida, mas que quebrarme una pata, ha sido una crisis de dolor menstrual) que nicagando me atrevo a dejarlas :( llevo 5 años tomando las mismas, me he visto con distintos gines y nadie me las ha cambiado. siento algo similar por el tema del libido, pero estuve averiguando y leí estudios que es un tema mental y no por las pastillas, a lo mejor como tu lo asociabas a las pastillas y ahora ya no las tomas por eso cambio, no se, pero aun no me atrevería a dejarlas:( creo que disfruto de la libertad que dan, es más estoy pensando en ponerme un implanon para ser aun mas libre jaja saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo también deje mis pastillas, pero hace poco, como 4 meses y tome pastillas como 10 años, mi miedo era el mismo, pero de a poco los dolores han ido bajando mes a mes y el flujo se mantiene en 3 o 4 dias, ha no una semana como en mi adolescencia. Y lo de la libido es verdad, yo me sorprendí cuando las deje xd y lo de disfrutar más también. Saludos ✌️

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estas experiencias porque me identifican mucho <3
    Yo las dejé hace nueve años, ha sido un proceso muy bacán. Podríamos hacer un círculo de Lulú para hablar sobre todas nuestras cosas de mujer jiji.

    Besitosss <3

    ResponderEliminar
  5. Yo dejé de tomar pastillas por un quiste que me salió en la mama, pero mis dolores horribles volvieron como si nada, fue terrible. Lo de la libido es brígido, a mi me ha bajado mucho, pero mis dolores y mi miedo a quedar embarazada son más grandes (de hecho nosotros usamos pastillas y condón, por comodidad y extra seguridad ya que suelo enfermarme seguido y los antibióticos son enemigos de las pastillas). Hasta el momento nadie me ha cambiado las pastillas, volví a tomarlas después de descartar el cáncer de mama y como dejé de fumar el riesgo con las pastillas disminuyó (por las trombosis).
    Que bueno que te ha funcionado bien, yo aún o me atrevo a dejarlas. Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Bastante interesante tu historia, la verdad creo que las pastillas son un gran mal, derrepente pienso que es como una adiccion silenciosa que te va haciendo mierda, llevo 8 años con ellas y no las dejaria, aumque tampoco no me caen en gracia, pero como mujer sucia que soy, debo confesar que odio los condones, me gusta mucho el tema de los fluidos del chiquillo en el acto xD
    Ojala el sexo no hiciera bebes :(

    ResponderEliminar
  7. En estos momentos de mi vida creo que me son de mucha utilidad, más adelante cuando esté en otra etapa es una opción que si tomaré, porque obviamente las pastillas generan cambios en una que al final se van notando.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hace 5 años las dejé, estaba harta de sus efectos.
    Ahora me cuido con diafragma y espermicida. Todo cero hormonas. Como tengo pareja única es seguro :)

    ResponderEliminar
  9. Que bacan es leer experiencias sobre este tema! Yo las deje en enero, con miedo porque comence a tomarlas por mi irregularidad, ademas del tema sexual. Este año conoci un nuevo estilo de vida, basado en la alimentacion, donde tome consciencia de que los medicamentos en general son malos, tapan un sintoma (no lo eliminan) y mas encima producen otros problemas, y las verdad es que ha sido bacan, por la misma razon de conocerme a mi misma, y tambien me atrevi con la copita que recomendaste en el ultimo post. Ahora, lo malo de dejar las pastillas, fue el desorden hormonal, mi cara paso por el peor momento de la vida, aun quedan rastros :/ pero poco a poco se esta normalizando y se que es cosa de tiempo para que incluso, este mejor que antes, ademas (y a pesar de todas las miradas y comentarios fomes que tuve que aguantar) igual fue un proceso necesario que sirvio para quererme mucho mas, asi, como estuviera no mas :) y de todas formas prefiero tener algo de acne, que tomar medicamentos otra vez, ahora siento que no volveria atras. Que comentario mas largo jaja, espero que igual sirva para otras personas que quieran experiencias.

    Besos Caro! siempre te leo :D

    ResponderEliminar
  10. Caro! que bacán tu post! me encantó, ya que yo tomo pastillas y como las odio... Todo comenzó a los 17 cuando no aguanté más ir al dermatólogo por mi acné y opté por probar con hormonas. Con mi ex pololo (cuek), pensamos que lo mejor era llevar este proceso conjunto puesto que yo soy más bien de "todo natural" y esas cosas. Pensaba y aún pienso, en lo horrible que es meterse hormonas al cuerpo y desbalancear el equilibrio natural. Mi experiencia en el gine fue horrible, ya que fui sola (algún día te la contaré). El gine me dio las femiplus20, las cuales decidimos comprar a medias con mi ex... fue todo un proceso conjunto, ya que nos beneficiaba a los dos, y a mí sobre todo. El acné desapareció en 3 meses. Fue bacán, rara vez vuelve, pero ahora me ha vuelto brigido y no sé qué hacer. No sé si serán las pastillas, o lo que como, o tal vez el estrés de fin de semestre... pero hace 5 meses atrás decidí dejarla porque ya me desesperaba el hecho de estar medicada, al mes estaba llena de acné! de ahí que me dio miedo dejarlas y actualmente tengo fe que mi acné sea pasajero y las pastillas me ayuden (como siempre).
    Pienso la horrible experiencia que es medicarse, lo poco natural, lo anti-saludable, pero en mi caso es absolutamente necesario (he ido a los mejores dermatólogos...)
    pd: por si no sale mi cuenta de google, soy la isi ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que cuatica tu experiencia. pienso igual que tu. la naturaleza es sabia y por algo es como es, todo tiene su razon de ser. yo empece a tomar espironolactona por el tema de los pelos, el dermatologo me receto eso y aparte cremas para mi acne (que a pesar de ser por estres, ataco el problema con cremas, super logico pero bueeh) y como era de esperar no tuvo resultado, ni las pastillas ni las cremas.
      hace rato que deje las pastillas, todas en general, no tomo ni aspirina, como dices lo unico que hace es tapar el sintoma en vez de atacarlo de raiz, la farmacologia en general es muy asi, tanto con pastillas hormonales como para la depresion, etc. creo que te desconecta de ti y tus emociones
      por lo que se hay varias alternativas naturales anticonceptivas, una de ellas es la tintura madre de ruda, la vende una niña que hace cosmetica vegana, buscala en fb como ''Kimkelen creaciones'', yo le he comprado hartas cosas y se nota que es responsable con lo hace.
      pero todo nos afecta tanto la alimentacion, los factores externos, un monton de cosas, yo empece una ''dieta'' vegana y he visto los resultados en mi carita de comer cosas mas ''puras'' y no tan procesadas y con tanto quimico, uso jabones y limpiadores naturales, como tonico uso vinagre de sidra organico, no es caro y me a ayudado ene, podrias probarlo pero primero es importante porque es tu acne, si es hormonal, o por estres, quizas la comida...

      Eliminar
    2. http://www.kimkelencreaciones.cl/germenes-en-fuga ojala te sirva

      Eliminar
  11. Yo las tomé por muchos años, las deje de tomar por mi resistencia a la insulina ya que no quiero meterme hormonas, por lo que sé las pastillas enmascaran la resistencia a la insulina, lo que si me salió mucho acné, pero con una alimentación balanceada y metformina lo mantengo a raya, pero de vez en cuando aún me sale el infame acné.

    ResponderEliminar
  12. Yo las tomé por muchos años, las deje de tomar por mi resistencia a la insulina ya que no quiero meterme hormonas, por lo que sé las pastillas enmascaran la resistencia a la insulina, lo que si me salió mucho acné, pero con una alimentación balanceada y metformina lo mantengo a raya, pero de vez en cuando aún me sale el infame acné.

    ResponderEliminar
  13. Que nervio todos los comentarios que leo y sobre todo tu experiencia Caro. Yo tambien soy esclava de las pastillas y paso por la misma crisis de algunas; las odio pero no las puedo dejar por miedo a quedar embarazada.
    Mi mamá tuvo una tromboembolia pulmonar y la teoría más probable es el uso de anticonceptivos hormonales y por otra parte, tengo antecedentes de diabetes en mi familia, así que imagínense mi miedo.
    También quiero sentir mi cuerpo, suena loco pero quiero menstruar! Con las patillas no me sale prácticmante nada, y pucha, no sé si será rollo mío pero también siento que afectan mis ganitas de 1313 :c
    Si dejo de pololear lo primero que voy a hacer es dejar las pastillas! He dicho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cata, es muy largo de explicar, pero con el antecedente de TEP de tu mamá tu NO deberías tomar pastillas, es muy peligroso, la incidencia de trombos con hormonas es altísima, háblalo con un hematologo, saludos

      Eliminar
    2. Cata, es muy largo de explicar, pero con el antecedente de TEP de tu mamá tu NO deberías tomar pastillas, es muy peligroso, la incidencia de trombos con hormonas es altísima, háblalo con un hematologo, saludos

      Eliminar
  14. Yo nunca tomé anticonceptivos. Tampoco tuve la necesidad. Mi período se reguló solo una vez que me llegó, siempre era cada 30 días aprox. y no son dolorosas (jamás pasé por períodos en que me era imposible camina u otras consecuencias).

    Sin embargo, por 4 años tuve un trastorno alimentecio y por casi dos años no menstrué, por lo que tras salir de eso, estaba muy preocupada respecto a mi período. Ahí me cuestioné respecto a los anticonceptivos. ¿Podía tomarlas o no? Aparte, tomaba antidepresivos y ansiolíticos. No es gracia tampoco tomarlos, por lo que no quería arriesgarme a tomar anticonceptivos y consumir más pastillas (además que aún en ese tiempo estaba asustada a subir demasiado de peso, dado los efectos de algunas pastillas).

    Afortunadamente, cuando llegué a mi peso normal, volvió el período y, poco a poco, llegaron las reglas que tenía antes de la enfermedad. Actualmente sigo con antidepresivos y ansiolíticos (dejé de tomarlos por 2 años, pero tras una crisis me los recetaron de nuevo), pero no pienso tomar anticonceptivos, porque realmente no tengo la necesidad. No tengo períodos dolorosos, mis reglas son súper regulares, no tengo síndrome premenstrual, etc. Quizás lo consideraría porque siempre antes de los períodos me sale acné en el mentón, pero tampoco es un motivo suficientemente fuerte.

    En sí, todo depende de la persona. Hay algunas que les ha funcionado de "maravilla", pero yo sé que en mí serían inutiles. También es bueno escucharse a sí misma y sopesar si realmente vale la pena tomar pastillas existiendo otros métodos no tan invasivos.

    Saludos :)

    ResponderEliminar

¡Me encantan los comentarios! :D

¡Los más leídos!